Imaging Resource pone a prueba el sellado de la Nikon D850 y la Sony A7R III y nos muestra los resultados en vídeo

Imaging Resource pone a prueba el sellado de la Nikon D850 y la Sony A7R III y nos muestra los resultados en vídeo

Publicidad

Hace unos días la web Imaging Resource desveló la que para ellos es la mejor cámara de gama alta de 2017, y en su decisión seguramente ha pesado mucho una prueba que realizaron con los dos modelos que aspiraban al galardón, la Nikon D850 y la Sony A7R III. La prueba consistió en enfrentar ambas cámaras a ambientes muy húmedos, y comprobar qué tal funcionaban y si aguantaban el tirón sin sufrir problemas posteriores. El resultado lo tenéis en el siguiente vídeo:

Como habéis podido ver, el primer test consistió en simular un ambiente muy lluvioso y utilizar ambas cámaras de una manera más o menos normal, activando el enfoque, disparando, apagando y encendiendo la pantalla, accediendo al menú y moviendo el dial principal de control. Ambas cámaras funcionaron sin problemas y, acto seguido, pasaron al interior donde procedieron a secarlas y comprobar qué tal habían resistido y si tenían restos de humedad.

Imaging Resource Test Nikon D850

Aunque ambas tenían algo de humedad alrededor de la montura, que en ningún caso había entrado al interior, el resultado es que la Nikon aguantó sin problemas mientras que la Sony les reservaba una sorpresa: agua en el compartimento de la batería que, deducen, probablemente no había entrado a través de la tapa de ésta.

Imaging Resource Test Sony A7r Iii Water

La segunda prueba, más o menos similar pero sometiendo las cámaras a una espesa niebla, no aparece en el vídeo pero sí nos la cuentan en este artículo donde afirman que la Sony volvió a fallar. Al parecer, y a pesar de ser un test en teoría menos duro, la cámara no funcionó de forma adecuada y, una vez apagada, se quedó colgada haciendo fotos sola y tuvieron que extraer la batería para que se apagara totalmente. Eso sí, al día siguiente, con la cámara ya completamente seca, afirman que volvió a funcionar sin problemas.

Posteriormente, repitieron la primera prueba (la de la lluvia intensa) con las dos cámaras que fueron aspirantes el año pasado, la Canon EOS 5D Mark IV y la Olympus OM-D E-M1 Mark II, y comprobaron que ambas aguantaban sin contratiempos.

Imaging Resource Test Nikon D850 Sony A7r Iii 02

¿La conclusión? Cada uno que saque la suya, pero a nosotros lo que nos hace pensar es que a Sony aún le queda algo de trabajo que hacer para poder competir en resistencia de sus cámaras con otras marcas de mayor tradición. Algo que, por otro lado, ya advertimos con ocasión de nuestra prueba de la Sony A9. Estamos seguros de que Sony es capaz de eso y mucho más y que se pondrá a la tarea para poder eliminar definitivamente de las especificaciones de sus modelos esa nota al pie que afirma que “No se garantiza la resistencia al 100 % al polvo y la humedad”.

Vía | Imaging Resource

En Xataka Foto | Fotografiando bajo la lluvia: Trucos y consejos para no dejar la cámara en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio