Eizo CS2420 ColorEdge, análisis: el monitor para fotógrafos avanzados que buscan la mejor calidad de imagen

Eizo CS2420 ColorEdge, análisis: el monitor para fotógrafos avanzados que buscan la mejor calidad de imagen

Publicidad

Nota de Xataka Foto

El Eizo CS2420 ColorEdge es un monitor de fotografía económico para aficionados y avanzados. Es una de las piezas fundamentales si queremos conseguir el mejor resultado posible. Con este monitor veremos el color exacto que esperamos para nuestra copia final o para mover la imagen por las redes.

En Xataka Foto no nos cansamos de decirlo. El monitor es una de las piezas fundamentales de la fotografía digital. No tiene sentido comprar la cámara perfecta con los objetivos más nítidos e imprimir en los mejores laboratorios si no podemos ver con seguridad los colores de la imagen. Muchos fotógrafos trabajan solo con las de los portátiles o confían ciegamente en el que le han regalado con el ordenador. Incluso ven efectivas las brillantes pantallas de la marca de la manzana. Todo cambia cuando tenemos un monitor para fotografía.

¿Y qué es un monitor para fotografía? Aquel que nos permite reproducir los colores de nuestras imágenes con precisión gracias a un buen panel y a su capacidad para reproducir un espacio de color amplio, como es Adobe RGB (1998). El problema hasta ahora es que este tipo de monitores tenían un precio demasiado alto para los aficionados y usuarios avanzados.

 Dsf8503 Hdr La diferencia entre monitores

Afortunadamente el precio ha comenzado a bajar. Hace muy poco analizábamos el Benq SW240, que nos encandiló por sus prestaciones y su precio en el mercado. Y Eizo, una de las mejores marcas históricas de monitores, ha sacado el Eizo CS2420 ColorEdge. Tiene un precio recomendado de 690€, muy por debajo de lo que nos tenían acostumbrados. Vamos a ver qué nos ofrece.

Características del monitor Eizo CS2420 ColorEdge

ColorEdge es la marca de Eizo que señala a los monitores específicos para fotografía. Y la nueva gama CS señala a los equipos con menos prestaciones pero con la misma calidad en lo que se refiere a los paneles y a la reproducción del color. Es por lo tanto una opción perfecta para los que no se pueden permitir la gama CG, por su elevado precio.

Tamaño de pantalla

24,1" / 61 cm

Proporción de aspecto‎

16:10

Resolución (max.)‎

1920 x 1200

Brillo‎

350 cd/m2

Tipo de Panel‎

Panel H-IPS de 10 bits con una densidad de 94 ppi

Tiempo de Respuesta

15ms de gris a gris, 13ms de negro-blanco-negro

Contraste

1000:1

Gama de Color

99% Adobe RGB

Color Bit‎

10 bits

Salidas y entradas

DVI-D (con HDCP), DisplayPort (con HDCP), HDMI (con HDCP, Deep Color) 3x USB 3.0 (downstream) y 1x USB 3.0 (upstream)

Cables incluidos

Cable DisplayPort a MiniDisplayPort (PM200) y DVI-D

Ángulo de visión

178ºH / 178ºV

Calibración

Por hardware con Eizo ColorNavigator

Dimensiones

55,44x36,2x6,4

Peso Neto (kg)‎

7,8 Kg

Precio

690 € (IVA incluido) (pvp)

A todas estas características debemos añadirle la capacidad de ajustar la pantalla en altura, inclinación y giro; la posibilidad de trabajar con tablas LUT de 16 bits para generar un rico espectro de colores y un pormenorizado ajuste de fábrica para la correcta reproducción de los colores. Y lo único que no ofrece respecto a los monitores más altos de gama de la prestigiosa marca es la resolución 4K, un contraste y un brillo mejorados y la comodidad del calibrador incorporado. En el video se pueden ver muy bien las diferencias.

Diseño y ergonomía

Este monitor es un Eizo. El diseño es sobrio, de líneas rotundas. Sin concesiones pero con una imagen renovada gracias a biseles un 39% más delgados que los modelos anteriores y sobre todo con conmutadores electrostáticos en vez de botones en el frontal con iluminación LED. Es una concesión a la modernidad que realmente ha funcionado bien a lo largo de toda la prueba. Es un sistema cómodo y fiable. Eso sí, al principio añoré los clásicos botones que nunca fallan pero este sistema de Eizo tiene futuro. Y encima se ve a la perfección cuando trabajas con poca luz en el entorno de trabajo.

 Dsf8516 La botonera

El tamaño es idóneo para trabajar con fotografías (y para escribir, ver películas o pasarse la tarde viendo redes sociales..). Si le sumamos la proporción panorámica (16:10) descubrimos que tenemos espacio para el archivo y los paneles. Pero si tienes otro monitor o te quedas con el antiguo, el resultado sería que podremos ver nuestro trabajo a un tamaño considerable. Y os prometo que cambia la percepción de nuestros disparos.

Como todo monitor actual que se precie tenemos la posibilidad de moverlo en todos los sentidos para adaptarlo a la perfección a nuestro espacio de trabajo. Más alto, más bajo, girarlo en un sentido u otro, pivotarlo... Todo tipo de movimientos gracias a la buena y sencilla construcción del conjunto. En ningún momento necesitas herramienta alguna para montar o desmontarlo. Y es algo que se agradece si quieres llevártelo al estudio, por poner un ejemplo práctico. Como veis es una herramienta que permite un trabajo profesional.

Prestaciones y manejo

El Eizo CS2420 ColorEdge es un monitor de entrada a la gama profesional. Viene con una serie de prestaciones que permiten abaratar el precio final sin descuidar lo más importante para un fotógrafo. La imagen se ve perfecta y la reproducción de los colores es igual a la de otros con precios más altos. Tenemos lo básico. Y salvo para trabajos puntuales, no necesitamos absolutamente nada más.

Es verdad que solo tenemos una resolución FullHD, que el brillo solo alcanza los 350 cd/m2, o que el contraste se queda en 1:1000. Prestaciones superiores supone un coste mucho más alto. ¿Pero realmente necesitamos las características de monitores superiores? Las fotografías se verán mejor, pero si controlamos la luminosidad de nuestro espacio de trabajo y no precisamos trabajamos con imágenes HDR, este monitor será uno de los más interesantes que podemos encontrar en el mercado.

 Dsf8527 Las diferentes conexiones

Ya hemos comentado que montarlo es muy sencillo. Podemos conectarlo a nuestra tarjeta gráfica por DVI-D, por el DP o por el clásico HDMI con HDCP. En mi caso me fue imposible conectarlo por HDMI (creo que el protocolo HDCP algo tiene que ver) tanto a mi torre como a mi portátil. Al final opté por la conexión DVI-D que ofrece la misma calidad.

Una vez encendido la calidad del panel H-IPS se deja notar. Nuestros archivos parecen otros, con todo el color que dan nuestros archivos RAW a la vista. Con los 10 bits del panel y gracias a la conversión de la tabla LUT de 16 bits las gradaciones en las zonas uniformes de las fotografías son muy buenas. En comparación con el monitor que te regalan con el ordenador o con la pantalla del portátil parece que estamos viendo documentos diferentes.

 Dsf8519 Las configuraciones de color

Y como no podía ser de otra manera este monitor tiene calibración por hardware. ¿Es bueno, da igual...? Es una característica perfecta para lograr la máxima fidelidad. El monitor se ajusta directamente con los mejores calibradores del mercado y con la ayuda de Color Navigator:

El software suministrado ColorNavigator interactúa directamente con la carta de colores en el monitor. El usuario sólo tiene que ajustar la temperatura de color, el brillo, el nivel de negro y la curva de tonos para adaptarse a sus necesidades. La calibración es luego rápidamente y de forma totalmente automática, en base a parámetros preestablecidos de fábrica ad hoc, y que ofrecen una precisión de color único.

Y llegamos a la parte de la configuración. Parece un detalle nimio, pero el hecho de que los conmutadores estén iluminados por LED nos hace olvidarnos del móvil para iluminarnos cuando queremos hacer algún ajuste. Responden sin problemas. Y es la primera vez que no tengo que dar varias veces par conseguir que se activen. No echo de menos los clásicos botones de los modelos más antiguos.

Respecto a las conexiones tenemos los puertos USB 3.0 en uno de los laterales. Por supuesto hace falta conectar el cable USB suministrado para que funcionen. Es cuestión de acostumbrarse o tener necesidad de ellos pero es una función que nunca he aprovechado personalmente... quizás si tuviera un alargador...No hay espacio para el lector de tarjetas. Y si queremos las viseras debemos comprarlas aparte. Y sí, son muy útiles para conseguir sacar el 100% del equipo. Quitan brillos y reflejos.

Eizo CS2420 ColorEdge, la opinión de Xataka Foto

Eizo ha decidido sacar la gama CS para satisfacer la demanda de un público que andaba en tierra de nadie en este terreno. Estos fotógrafos saben que los monitores económicos no dan la talla y que los profesionales son inalcanzables por su precio. Así que Eizo, ante el empuje de otras marcas con menos tradición en este campo, han sacado este modelo Eizo CS2420 ColorEdge para competir con ventaja en este terreno inexplorado.

 Dsf8523 Un monitor que podemos tener en cuenta

Es una competencia directa para el BenQ SW240. Es más caro, pero también tiene algunas prestaciones mejores, como un brillo mayor. Pero el precio es superior. El BenQ es 200€ más barato. Y eso es mucho dinero.

 Dsf8525 Detalle de la peana

Sin embargo muchos usuarios se comprarán este modelo por el prestigio innegable de la marca. Es Eizo, seguro que es bueno. Y lo es. Si no estás acostumbrado a trabajar con equipos de estas prestaciones, te impresionará la calidad del color. Ver una imagen en Adobe RGB es toda una experiencia. Pero si trabajas siempre en entornos digitales puede que no tenga sentido la inversión. Pero si tu destino es la impresión no dudes ni un momento. Tus fotografías se lo merecen.

El monitor ha sido cedido para el análisis por parte de Eizo. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En Xataka Foto| La importancia de mantener nuestros monitores calibrados y cómo lograrlo

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio