Laowa 15mm F4 Macro 1:1, análisis: el macro más angular del mercado ideal para experimentar fotográficamente

Laowa 15mm F4 Macro 1:1, análisis: el macro más angular del mercado ideal para experimentar fotográficamente

Publicidad

Nota de Xataka Foto

Con la fuerte entrada del mercado chino al mundo fotográfico, objetivos de gran calidad rondan entre las principales cámaras del mercado a un precio mucho más cómodo. Venus Optics es una compañía que quiere destacarse en esta oferta china con objetivos especiales; entre ellos el que veremos el día de hoy: Laowa 15mm F4 Macro 1:1, el macro más gran angular que hay en el mercado. El gran angular no es un modelo reciente. Venus Optics presentó el objetivo en 2015.

Este objetivo fue diseñado pensando en aquellos usuarios que se enfocan principalmente en fotografía de paisaje y macrofotografía. La compañía también ha agregado mecanismos que lo hacen interesante para la fotografía de arquitectura.

Características principales del Laowa 15mm F4 Macro 1:1

Cómo se puede ver desde el nombre, este es un objetivo gran angular que no es especialmente luminoso. Por lo que hay que tener en cuenta que su uso en situaciones de baja luminosidad se limita a sensibilidades altas o largas exposiciones. Pero, antes de hablar de ello en profundidad, veamos sus características:

Distancia Focal

15 mm

Rango de apertura

F4-F32

Palas de diafragma

14

Ángulo de visión

110°

Estructura óptica

12 elementos en 9 grupos

Rango de enfoque

12.2 cm a infinito

Magnificación

1:1

Diámetro de filtro

77 mm

Dimensiones

84 mm de diámetro x 64 mm de longitud

Peso

410 gramos

Monturas

Canon EF, Nikon F, Sony A y E, Pentax K

Precio

499 dólares

Aunque el cuerpo es pequeño, debido a su construcción en metal y su construcción interna de 12 elementos, es un objetivo que se encuentra justo de peso. No es muy ligero como para no cansarse de cargarlo en mano durante sesiones muy largas, pero tampoco es un gran angular muy pesado para ser de aquellos que salen del maletín para una toma y luego vuelven a él porque su peso es demasiado para tenerlo a mano o sobre correa. Es muy grato sostenerlo en la mano, pues se siente robusto y seguro a la hora de la toma.

Laowa 15mm 001

Una de las principales dificultades a superar es el hecho que la apertura manual está en el anillo frontal, lo que al principio genera que el fotógrafo varíe el diafragma al querer enfocar. Esto se refuerza con el hecho que los anillos de enfoque y apertura están muy cerca entre ellos, lo que al comienzo entorpece mucho las acciones de ajustar apertura y enfocar.

Laowa 15mm 003 Construcción de apertura de 14 palas

Un detalle agregado a la apertura es que, al ser manual, al ver a través del visor de la cámara se oscurece todo al cerrar diafragma. El live view de las cámaras no compensa esto debido a que no hay conexión entre el objetivo y el cuerpo. Por lo que se debe saber leer muy bien el exposímetro interno y esperar estar enfocando bien al tener condiciones bajas de luminosidad. Quienes estéis acostumbrados a las ópticas manuales de cámaras analógicas no notaréis este problema, pero, quienes no, podréis encontrar problemas acostumbrándoos a eso.

La segunda dificultad que hay que superar es su reducido recorrido de enfoque. Tiene aproximadamente 95° grados de recorrido, de los cuales cinco grados son el recorrido entre 0.8 metros e infinito, y los otros 90° son dedicados hacia el acercamiento. A esto se le suma el hecho que no cuenta con foco automático, lo que no afecta mucho a la hora de hacer fotografía de paisaje, pero que sí presenta un reto mayor al querer hacer macrofotografía.

Venus Optics ha agregado una funcionalidad de Shift al objetivo, ideal para quienes gustan mucho de la fotografía de arquitectura. Es muy útil a la hora de querer corregir perspectiva desde la toma. Tiene un ajuste de +-6mm. Sin embargo, no es un desplazamiento graduado, por lo que dependerá de qué tan pacientes sois para intentar ajustar el desplazamiento.

Laowa 15mm 002 Desplazamiento óptico

A la hora de hacer macrofotografía hay un reto mayor a superar. Al ser un macro 1:1, básicamente hay que tocar el cristal para tener algo enfocado si se quiere aprovechar al máximo. Como podéis ver en la foto de abajo, la flor está tocando el filtro que le he puesto al objetivo.

Laowa 15mm 004

Esto genera varios problemas a la hora de hacer macrofotografía. Lo primero, si es un objetivo con el que quereís capturar insectos y demás criaturas pequeñas, encontraréis que muchos se alejarán inmediatamente con la intrusión de esa gran masa. Lo segundo es que al enfocar tan cerca perderéis demasiada luz, sumado a que estáis en F4, lo cual toca compensar con accesorios como un ringflash.

Laowa 15mm 005 Podéis ver en la parte superior que el papel de difusión se alcanza a ver un poco.

En el caso de la fotografía de la flor, creé un cilindro corto de papel de difusión para utilizar el flash de la cámara, podréis notar como la primera flor queda en foco y bien expuesta, pero rápidamente se ve que la siguiente flor está estallada. Esto se debe a que, al ser tan angular, los accesorios puestos pueden verse fácilmente en toma, por lo que tampoco deben sobresalir. En el caso de tener el parasol puesto, este golpearía las hojas, los animales y los objetos que quiera enfocar antes de poder hacer la toma.

Rendimiento y calidad de imagen

Este objetivo fue probado en una cámara Canon EOS 7D, por lo cual cuenta con ventajas y desventajas en el resultado dadas por el sensor recortado. Sin embargo, en los puntos que vea necesario haré una aclaración de las cosas que pueden suceder en un sensor Full Frame.

Laowa 15mm 006

Lo primero que hay que destacar de este objetivo es que tiene muy buena capacidad resolutiva. En el centro del objetivo, el contraste es muy bueno, permitiendo capturar con mucha calidad el detalle fino. La imagen de arriba fue capturada con la apertura al máximo, y se puede ver con muy buen detalle los pelos del peluche y el entretejido.

Sin embargo, al ver una imagen en detalle, a los extremos del objetivo se nota que hay una caída de resolución óptica. En un plano general, esta pérdida se notará poco. Teniendo en cuenta que la prueba es en un sensor APS-C, se puede deducir que esta pérdida de calidad a los extremos será aún más notoria en una cámara fullframe. Abajo podéis ver una comparativa de una textura a los extremos laterales del objetivo, la izquierda con el diafragma abierto al máximo y a su lado a F8 para aprovechar el punto dulce del objetivo.

Laowa 15mm 007

El objetivo tiene una leve distorsión de barril, aunque es poco notoria y se corrige fácilmente en el revelado. También cuenta con aberración cromática, más notoria en los extremos. Esta también es leve y se corrige de manera sencilla en el revelado.

Otro elemento a destacar es el bokeh que se produce. Es inusual hablar del bokeh en un angular, pero la capacidad de acercamiento permite tener elementos en primer plano con fondos desenfocados. Gracias a su diafragma de 12 palas, el bokeh se mantiene redondo alrededor de todo el rango de apertura.

Laowa 15mm 008

A nivel de la capacidad macro, se puede apreciar que es un objetivo que permite tomas de acercamiento inusuales. Salvo la dificultad de poder enfocar de cerca sin que el objetivo o los accesorios golpeen el sujeto que vamos a fotografiar, las tomas que se pueden obtener son llamativas y creo que es lo que más hace que el valor del objetivo se justifique.

Laowa 15mm 011 Selfie bicho

La funcionalidad de desplazamiento óptico será ideal para aquellos quienes queréis utilizar este objetivo para fotografía de arquitectura. Como podéis ver en la imagen de abajo, el resultado permite ajustar las verticales de manera sencilla.

Laowa 15mm 009

Sin embargo, al probarlo en otras situaciones también se puede ver que los ajustes se deben hacer con cuidado. Hacia los bordes del objetivo comienza a aparecer más distorsión, como se puede ver en la comparativa de abajo. Además, en los sensores full frame, el desplazamiento creará un viñeteado en uno de los bordes de la imagen.

Laowa 15mm 010

Laowa 15mm F4 Macro 1:1, la opinión de Xataka Foto

Este objetivo está disponible para usuarios con cámaras de montura Canon EF, Nikon F, Sony A, Sony E y Pentax K. Con un precio de 499 dólares, es un objetivo que tiene muy buena calidad óptica a un precio muy cómodo. Podéis encontrar en Flickr las imágenes en alta resolución, para que miréis en detalle la calidad de la óptica con la metadata de toma.

Que el objetivo tenga tantas características para distintos tipos de fotografía le permite ser ideal para quienes quieren experimentar creativamente, así como para aquellos que se dedican a paisaje, arquitectura y/o macrofotografía. Es muy versátil en ese sentido y le da mucha justificación a su precio. No es un objetivo chino de 50 euros, pero el aproximado 420 es muy poco para un objetivo con tantas características buenas.

A nivel de ergonomía está muy bien construido. Sin embargo, su desplazamiento en el aro de foco se queda corto, al igual que la necesidad de poder ajustar el desplazamiento óptico de manera más precisa. Si se quiere utilizar para cosas matemáticamente planeadas, no es ideal.

Ser el macro más angular que existe en el mercado es algo destacable, pero tiene limitaciones físicas que no permiten aprovechar el objetivo al máximo. De igual manera, esta función es de aquellas que se justifican porque, de alguna manera, casi que todas las fotografías ‘molan’.

Es un gran objetivo para arquitectura y paisaje. Tiene un ángulo de visión muy amplio, buena reproducción de color y buena acutancia. Esto solo se limita por su poca luminosidad, lo que exige sensibilidades más altas y exposiciones más largas en escenas oscuras. Limitante que también aplica a la macrofotografía.

_

Más en Xataka Foto | Tamron 28-75mm F2.8 Di III RXD, análisis: El primer aspirante a convertirse en un estándar para las Sony FF da la talla

_

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio