El llamativo mundo de la fotografía y el cosplay

El llamativo mundo de la fotografía y el cosplay

Publicidad

El cosplay es una actividad que ha tenido mucho crecimiento en esta década. Su origen remonta a las ferias estadounidenses en la década de los ochenta. Lo que arrancó como un juego de disfraces, se ha convertido en uno de los sujetos fotográficos más populares de esta generación. Y por ello vale la pena ver cómo ha agarrado la atención de casi todos los tipos de fotografía.

Del periodismo a la moda, los accesorios, el maquillaje y la diversión de este hobby lo han vuelto un fenómeno del entretenimiento que no se puede dejar de capturar.

En la convención

Todo arrancó en las convenciones, el juego de disfraces hizo que los participantes quisieran tomarse fotografías con sus personajes favoritos. Esto no solo llamó la atención de los fanáticos, con el crecimiento de la importancia de estos eventos, los periodistas arrancaron a entrar en aquel mundo geek.

Cosp 001

Los cosplayers cada vez elaboraban mejores trajes y esto hizo que la fotografía de reportería se enfocara en ellos. Personas que representan el fanatismo y que son personajes interesantes para el público general. Y, con el crecimiento de los medios digitales, se volvió un recurso mediático para atrapar clicks y crecer estas comunidades. Titulares como “Los mejores cosplay de…” o “Los trajes que más llamaron la atención en …” se volvieron excusas para mostrar esta cultura geek mientras se reportan los eventos cubiertos.Y es que las fotografías resultantes molan, pues como decíamos en otra ocasión, parte de capturar buenas tomas es divertirse, y este es un gran espacio para hacerlo.

Los fotógrafos ahora pueden crear stands para que los cosplayers vayan a ellos. El material de estas convenciones es recolectado por los medios y las mismas, e incluso hay alianzas entre los cosplayers y los fotógrafos que nacen en estos eventos. De la fotografía documental se crean esas amistades que los llevan al estudio.

Dentro del estudio

Los cosplayers quieren promocionarse, los fotógrafos quieren hacer fotografía. Esta alianza es perfecta por la variedad temática que hay en estas fotografías. Hay fotógrafos que tienden a la moda; otros quienes deciden enfocarse en la fantasía y el mundo gráfico.

En el mundo de la fotografía de fantasía y el arte gráfico es donde probablemente vemos la mayor parte de este trabajo. Los cosplayers quieren ser sus personajes, buscan los mejores ambientes para acompañarlos y aprovechan las herramientas de retoque digital para que esas fotografías representen de la mejor manera estos mundos que interpretan.

Con el crecimiento de la popularidad del cosplay, el acercamiento al tema ha dejado de lado un poco el mundo gráfico y ha adquirido más el espíritu del estilo de la fotografía de moda. Por un lado se puede ver esto en fotógrafos que han tomado elementos como la iluminación, la pose y el estilismo. Piezas llamativas que destacan la elaboración del disfraz más que lo que se remiten a representar la fuente que referencian.

Personalmente me impresionan las fotografías de aquellas cosplayers que trabajan mucho el maquillaje, y cómo logran transformarse en esos personajes de películas, series y videojuegos de manera exacta. Y una buena transformación solo se complementa con fotografías igual de estilizadas que destacan ese trabajo estilístico.

El hijo no tan querido

Una plataforma que comenzó a volverse resguardo para los cosplayers y los fotógrafos de este tema es Patreon. Por algún extraño motivo, la fotografía erótica y boudoir se volvieron los reyes de este espacio. Y con el crecimiento de este estilo, las disputas también.

Por un lado, hay cosplayers que no creen que esto se considere cosplay. Por otro lado hay fotógrafos que no consideran este tipo de fotografía ni erótica ni boudoir. Esto hace parte de la subjetividad fotográfica, y considero que ambos estilos están presentes.

Por un lado, se ha mantenido el juego del disfraz que es inherente al tema fotografiado. Se utilizan los mismos códigos de iluminación, composición y pose que en la fotografía boudoir y erótica. Lo que las hace válidas en mi opinión.

Sin embargo, es claro que un simple juego de disfraces ha logrado atrapar a muchos fotógrafos y ha absorbido estilos. El mundo geek que representan es un gran sujeto que permite capturar imágenes con mucha creatividad. Eso si, ya que tratáis con personas, no olvidéis que merecen un trato como tal.

_

Más en Xataka Foto | ¿Cuándo lograremos hacer una buena fotografía?

_

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio