Nueve consejos clave para montar con éxito una exposición fotográfica de nuestro trabajo

Nueve consejos clave para montar con éxito una exposición fotográfica de nuestro trabajo

Publicidad

Si como fotógrafo, por muy aficionado que seamos, nos estamos planteando dar un paso más para mostrar nuestro trabajo más allá de la pantalla y montar una exposición fotográfica, vamos a repasar algunos consejos esenciales con los que salir airosos.

Aunque hoy en día es fácil tener visibilidad de nuestro trabajo, a través de nuestra web o nuestro perfil de Flickr o Instagram, montar una exposición es un paso más. Ver nuestro trabajo fotográfico expuesto y colgado de una pared a la vista del público supone una enorme satisfacción y nos puede ayudar mucho a seguir creciendo, aprender y mejorar como fotógrafos, darnos a conocer, lograr becas, subvenciones o incluso vender nuestras obras.

Pero montar una exposición no es una tarea fácil (como ya vimos en los pasos a seguir). Hay muchos aspectos que no se pueden dejar a la improvisación, hay que ser meticulosos y disponer de una correcta planificación. Con estos consejos conseguiremos asegurarnos una exposición exitosa.

Conocer todas las posibilidades del lugar de la exposición

Exposicion Consejos 0032

Es esencial conocer bien las opciones del lugar donde vamos a exponer nuestras fotos

Nuestra exposición se puede llevar a cabo en un centro cultural, en una asociación, un café o restaurante, una galería... Puede ser una exposición pequeña, con carácter íntimo o formar parte de una exposición colectiva en un lugar amplio. En todo caso, es esencial conocer bien las opciones del lugar.

La ubicación donde se exhibirán las fotos, el entorno, el acceso del público, la iluminación. No es lo mismo una galería, que una asociación con un horario reducido o un restaurante. Es importante ver alguna otra exposición anterior en el mismo lugar para hacernos una idea clara de sus posibilidades y, sobre ellas, tomaremos importantes decisiones. Desde el número de fotos, a su tamaño, soporte y opciones de montaje.

El espacio condiciona la producción y montaje

Ya sea que lo tengamos que montar todo por nuestra parte o contemos con ayuda de un comisario o un responsable del local donde se exhibe, hay que valorar cada detalle. Es el punto de partida, el espacio físico condiciona la producción y montaje, así como las temáticas que encajan mejor.

Exposicion Consejos 01019

Planificar bien los plazos para llegar correctamente a la fecha de inauguración

Una vez sepamos en qué fecha tendrá lugar la exposición, nos tenemos que organizar muy bien para poder avanzar en cada paso e ir cumpliendo los plazos. No queremos que se nos eche encima la inauguración y aún no tengamos las fotos decididas, impresas o demás aspectos que ahora veremos.

Es buena idea tener una agenda detallada donde vayamos anotando todo el proceso e intentar ser estrictos en los plazos. Contar con más o menos tiempo condicionará muchos detalles, así que nos ajustamos a ello para no querer abarcar más de la cuenta o quedarnos cortos de dedicación a cada paso.

Ajustar bien la cantidad y el tamaño de las fotos en función del lugar (y del tema)

Apostar solo por las mejores fotos

Es otro aspecto inicial que hay que definir claramente. Una vez ya sabemos el lugar donde expondremos tendremos una idea clara de la cantidad exacta de fotos que vamos a mostrar. Así como de su tamaño. Pero también dependerá del tema de nuestras fotos. Si forma parte de un proyecto extenso, la selección será clave. Solo las mejores, descartar las fotos que nos gustan y queremos a toda costa incluir si en el fondo sabemos que no están entre las más destacadas de nuestro trabajo. Apostar por las fotos ganadoras. Las que sabemos que más gustan porque nos han dado feedback.

Si es el caso de una exposición colectiva y solo podremos elegir pocas imágenes, hay que centrarnos únicamente en las imágenes más relevantes. Que sea lo mejor de un trabajo, o si no tiene un tema concreto, las que mejor nos representen como fotógrafos.

La selección de fotos es la clave del éxito: consulta para asegurarte

El siguiente paso será elegir cuáles serán las fotos a mostrar. Es una labor muy difícil. Seleccionar nuestro propio trabajo, descargar unas fotos, apostar por otras... hay que ser muy autocríticos y tener muy claro el objetivo que buscamos con la exposición. Sobre eso lo ideal es hacer una selección entre las mejores y también entre las que tenemos dudas.

Y, después, debemos consultar con otras personas para escuchar su opinión: amigos, expertos, otros fotógrafos... que nos darán su punto de vista y nos será de mucha ayuda para la selección final. No deben condicionarnos nuestra idea, pero tampoco podemos aislarnos y olvidar lo que nos dicen. Este proceso es complejo, pero esencial para tener una visión clara de cuáles son las fotos que vamos a mostrar finalmente.

Si la producción corre de nuestra cuenta, intenta no escatimar (mucho)

Fineart Papel FineArt Baryta en Saal Digital

Para la exposición podemos contar con la producción de la galería, la asociación o del lugar de la muestra. O incluso con suerte, disponer de un mecenas que nos la financie. Pero, en muchas ocasiones no siempre es así, por lo que la producción completa corre de nuestro bolsillo.

Es importante establecer un presupuesto detallado para la impresión y montaje

En ese caso, hay que intentar, en la medida de lo posible y de nuestras posibilidades, no escatimar demasiado en la producción. Hay que establecer un presupuesto detallado y darle a cada proceso su parte. Una exposición con fotos mal impresas, que no estén bien montadas, con marcos inapropiados, sin etiquetar... tendrá mucho peso en el resultado final. Condicionará su éxito.

Por tanto, si tenemos que financiarnos nuestra exposición (y aunque el objetivo no sea la venta de las obras) debemos ajustar un presupuesto que nos permita conseguir que nuestras fotos luzcan como realmente nos gustaría. Vayamos a laboratorios de impresión próximos y pidamos precios. Por ejemplo, EGM en Barcelona, LAB35, Cibacenter, EspacioRAW en Madrid, Clorofila Digital en varias ciudades españolas, entre otros.

Por supuesto, también existen varios servicios online que ofrecen buenas opciones de impresión de copias Fine Art (copias de máxima calidad para exposición y venta) y podemos aprovechar buenos precios y servicios, como en:

  • Saal Digital, que ahora tienen un código de descuento (FG3235CZ) de 20 euros para pedidos mínimos de 39,95 euros (para nuevos clientes y canjeable hasta el 15/06/2018). Suelen tener precios competitivos y realizan copias tanto en soportes rígidos como dibond o forex, como en papeles Hahnemühle de máxima calidad.

  • En Indiecolors que imprimen en cualquier tamaño y no requiere de un pedido mínimo. Aunque poseen habituales descuentos por cantidad para un mismo pedido y trabajan con papeles Hahnemühle (una copia en 60x40cm no supera los 40 euros, por ejemplo) o Canson, entre otros.

  • Canvas Impresores con tecnología Giclée ofrecen copias muy duraderas y con la calidad habitual que utilizan en museos y galerías, además de los papeles habituales, también trabajan con Ilford y Harman, otras prestigiosas marcas de papeles. En su tarifa encontramos también precios competitivos.

  • Color3arte ofrece multitud de servicios, además de la impresión (por si necesitamos digitalización), con tintas pigmentadas UltraChrome K3 y en papeles de máxima calidad, también nos dan la opción del enmarcado que puede ser muy interesante para tener ya las fotos acabadas. Para los precios, hay que solicitarles presupuesto.

Impresion Fotografica Fine Art Giclee Hahnemuehle En www.sabatebarcelona.com realizan copias Giclée o Fine Art

Cuidar al máximo la preparación de las imágenes

Una vez tenemos la selección de las fotos que vamos a mostrar hay que prepararlas para impresión. Puede que ya tengamos un post-procesado listo para cada foto, pero hay que revisar bien cómo van a funcionar las fotos para mantener una coherencia máxima en colores, en tonos, en encuadres, formatos... Además, es importante que veamos nuestras fotos en un monitor calibrado y que al mandarlas al laboratorio lleven el perfil de color correcto (aquí podemos seguir indicaciones que algunos facilitan).

Muy importante tener claro cuando vamos a imprimir el tamaño final, si tenemos que dejar un espacio de sangrado para el corte, la resolución, si ajustamos el archivo para impresión en soporte brillo o mate. Igualmente esencial es cuidar el color, hacer diferentes pruebas para saber con certeza cómo se van a ver nuestras fotos, decidir qué acabado nos gusta más y, así, asegurarnos que se ajustan a lo que realmente queremos.

Acierta en el soporte de impresión

Impresion

Aunque las copias en papel son las más frecuentes, no podemos obviar que hoy en día existe una amplia cantidad de soportes. Algunos de los más habituales en exposiciones de buen nivel son el dibond (aluminio rígido) o el foam (o forex, o cartón pluma rígido), pero no podemos descartar otros como el metacrilato o incluso las cajas de luz (habitual en publicidad y de coste muy elevado pero que sorprende: como en esta exposición de Jeff Wall de hace años en el Museo Reina Sofía). La elección debe basarse en las fotos y cómo lucirán mejor. Hay unos soportes más adecuados que otros en función de si nuestras fotos son en blanco y negro o color, si más saturadas o menos, si son de mucho contraste o bajo...

Si apostamos por la impresión en papel, encontraremos una gran cantidad de opciones. De los más utilizados y apreciados son los de Hahnemühle, con una calidad fantástica (recomendable un vistazo a su web) y que dará mucho valor a nuestras copias. Añade un plus de calidad que se aprecia a simple vista. Hay varios laboratorios online que trabajan con estos papeles, que suelen ser algo más caros que los habituales para copias normales, pero merecen mucho la pena por su calidad y, además, nos facilitan un certificado (importante si vamos a vender o incluso como garantía de calidad).

Exposicion Consejos 3655 Sello de certificación de impresión con papel Hahnemühle

Si luego, queremos que las fotos vayan enmarcadas, pues igualmente lo suyo es asesorarnos bien (en FANN son especialistas, por ejemplo) y no apostar por cualquier marco. Si tenemos una copia estupenda, con gran calidad de impresión y un papel de primera, ponerle un marco cualquiera puede echar al traste su fuerza y calidad.

También hay que decidir si llevará paspartú, el color del mismo y si el cristal será antirreflectante, acabado mate, brillo... aquí las apuestas novedosas siempre son arriesgadas, así que ir a por lo más clásico, es algo que siempre suele funcionar.

No olvidar los detalles finales: correcto etiquetado, títulos, pies de foto (y precio si se van a vender).

Exposicion Consejos 01027

Que cada foto lleve su correspondiente título, nombre del autor, fecha...

Una vez tenemos las fotos preparadas, impresas y listas para el montaje, hay que emplear también tiempo y dedicación en detalles como el correcto etiquetado. Que cada foto lleve su correspondiente título, nombre del autor, fecha... aquí podemos tomarnos cierta libertad creativa, pero es básico incluirlo bien en cada obra.

Del mismo modo, debemos decidir si queremos incluir o no un texto que acompañe a nuestra exposición. El título, descripción o pie de foto (que puede hacer nuestras fotos más atractivas)... todo ello hay que trabajarlo bien. Podemos optar por escribirlo nosotros, por escoger una cita, un extracto literario o de una canción que acompañe al trabajo global o incluso a cada imagen individual. O también podemos pedir a alguien que nos conozca bien, que conozca nuestras fotos que se encargue de la descripción. A veces nos sorprendería cómo alguien cercano y con destreza al escribir puede conseguir un texto que le de gran enjundia a la muestra.

Estos textos también hay que diseñarlos, elegir tipografía, color, tamaño... y hay que imprimirlos. Según el tamaño y donde los vamos a ubicar podemos optar por el soporte. Algo sencillo que funciona bien es imprimirlo en papel fotográfico.

El montaje: nunca lo dejes en manos de los demás

Exposicion Consejos 5646

Debe quedar tal y como exactamente queremos

Es una parte esencial, se disfruta mucho y es parte de nuestro objetivo cómo colocar las imágenes. Aunque estemos condicionados por el local o el espacio de la muestra, no podemos dejar esto en manos de los demás. Tenemos que estar en el montaje (a menudo el día anterior o anteriores a la inauguración), decidir cómo colocarlos, dónde y cómo. Podemos contar con ayuda (es lo ideal), pero debemos dirigir bien el montaje. Debe quedar tal y como exactamente queremos.

Disponer de un metro, un nivel y ser minuciosos en la colocación son claves para que la muestra luzca perfecta.

Exposicion Consejos 0060

Estos han sido los consejos esenciales para tener todo bien planificado y lograr que nuestra exposición sea un éxito. Con la experiencia y con ayuda de otros fotógrafos se puede seguir mejorando. Una exposición es clave para mostrar nuestro trabajo y nos puede abrir muchas puertas, incluso para vender nuestras fotos. Pero aunque nuestras pretensiones no sean muy elevadas, os animamos a realizar una exposición, la satisfacción es muy alta y el aprendizaje, en el proceso, enorme.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio