Aprende a elegir la máscara de luminosidad adecuada para cada zona de la fotografía en Adobe Photoshop

Aprende a elegir la máscara de luminosidad adecuada para cada zona de la fotografía en Adobe Photoshop

Publicidad

Hace tiempo que no hablamos de las máscaras de luminosidad en Xataka Foto. Es uno de los flujos de trabajo más completos que podemos encontrar. Una de las cosas más difíciles, que más me preguntan en los cursos, es saber qué máscara de luminosidad tenemos que elegir en cada momento. Es algo difícil cuando empezamos. Así que voy a tratar de explicar cómo podemos averiguar, con el menor esfuerzo posible, la mejor máscara de luminosidad para trabajar una zona concreta de nuestras fotografías.

Las máscaras de luminosidad son otra forma más de trabajar. Tan válida como cualquier otra. Lo que hace destacar este proceso es que las selecciones parten de la propia fotografía, de la luminosidad de cada uno de los píxeles. Y todo sin problemas de halos, tiempos perdidos con diversas herramientas de selección como Lazo o Pluma y demás complicaciones propias de otros métodos.

Pero es verdad, sobre todo cuando empezamos, que nos invaden las dudas sobre si tenemos que elegir luces o sombras. O si tenemos que utilizar alguna vez las máscaras de los tonos medios. Muchos fotógrafos se sientan frente al ordenador y pierden el tiempo con el método de la cuenta de la vieja o el clásico prueba/error.

¿Pero qué es una máscara de capa?

Las máscaras de capa son la base de las máscaras de luminosidad. Me explico, el destino final de la máscara de luminosidad es convertirse en una máscara de capa de una capa de ajuste... Parezco redundante pero no es así.

Una máscara de capa es, como podemos leer en el manual de Adobe Photoshop, y que ya vimos en este artículo:

Tiene el fin de ocultar ciertas partes de la capa y mostrar las capas inferiores. La creación de máscaras de capas constituye una valiosa técnica de composición para combinar varias fotografías en una sola imagen o para eliminar a una persona o un objeto de una fotografía.

Su función es tapar, o descubrir, el efecto que hemos creado con una capa de ajuste con la que esté asociada. También tiene la virtud de dejar ver, o no, zonas de una capa. Trabaja con el negro y con el blanco. Y lo que conviene recordar y no olvidar nunca:

El negro tapa y el blanco descubre

Mlii El cielo, que está negro, no se verá afectado

Tenemos varias formas de crear una máscara de capa:

  1. Al generar una nueva capa de ajuste.
  2. Hacer clic en el icono Añadir Máscara de capa. Si damos a la tecla Alt mientras lo hacemos la máscara de capa será negra.
  3. Ir al menú Capa>Máscara de capa>Descubrir todo (blanco) u Ocultar todo (negro).

Por supuesto podemos trabajar con todas las luminosidades que hay del negro al blanco, bajando su Opacidad para jugar con los matices del gris y las pasadas con la herramienta Pincel (B). Pero en este terreno se maneja mucho mejor la técnica de las máscaras de luminosidad. Los matices de las máscaras de capa que consigue son únicas. Pero cuando empezamos siempre nos entran dudas sobre cuál es más adecuada para cada situación.

Elegir bien la máscara de luminosidad

Depende de muchas cosas. De entrada de cuántas máscaras tenemos por luminosidad. Mi acción, por ejemplo, comprende cuatro por rango. Pero si utilizamos el panel de Tony Kuyper tenemos seis por cada uno de los tres grupos.

Lo primero es tener claro qué es lo que tenemos que hacer en la fotografía. Más que tenemos, qué queremos hacer con nuestra fotografía. Cuál es la interpretación que hemos pensado. Si queremos aclarar u oscurecer una zona, darle más o menos contraste... Dependiendo de nuestra visión tendremos que elegir una u otra máscara de luminosidad. Y la elección cambiará el resultado final de la fotografía.

Mliv ¿Si quiero modificar la pared blanca, cuál elijo?

La forma más fácil de saber cuál tenemos que coger es distinguir si la zona que queremos tratar está en la sombra o en la luz. No hay mayor misterio. Si tiene píxeles claros miraremos solo las máscaras de luminosidad de Luces. Y si está en la zona oscura, nos centraremos en las máscaras de luminosidad de Sombras.

Pero como tenemos tantas para cada rango, ¿cuál elegir? La respuesta rápida, fácil y efectiva es que tenemos que elegir la que mejor aísle la zona que queremos tratar. Siempre funciona, pero está en juego el contraste que queremos conseguir.

Según las pruebas que podéis realizar también vosotros mismos:

  • Si escogéis una máscara de luminosidad de luces menos restrictiva, el contraste de vuestra imagen será mayor. Es decir, para ser claro, Luces II dará más contraste a tu imagen que Luces III.
  • Y exactamente al revés si trabajamos con sombras. Lograremos más contraste con la máscara de luminosidad más restrictiva. Si trabajamos con Sombras II el contraste será menor que con Sombras III.
Mliii A la izquierda Sombras II, a la derecha Sombras III

Puede parecer una mera apreciación, pero si os fijáis bien en las fotografías de ejemplo no queda duda alguna. Así que a partir de ahora, cuando tengáis que elegir una máscara de luminosidad, tendréis que pensar primero qué luminosidad tiene y luego valorar el contraste final que buscáis.

En Xataka Foto| Revelando con máscaras de luminosidad: un flujo de trabajo perfecto (IV)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio